Etiquetas

, , , , ,

La iglesia de San Ildefonso en Toledo

           Las reliquias son todas aquellas cosas que pertenecieron en vida a algún santo o santa, La reliquias pueden ser tanto óseas, como objetos usados por el santo o santa. Hay millares repartidas por toda Europa y el mundo católico romano.

           En los altares de las iglesias, según ordena el artículo 1237 del Código de Derecho Canónico, la constitución de La Iglesia: debe observarse la antigua tradición de colocar reliquias de mártires o de otros santos, según las normas litúrgicas. Antiqua traditio Martirum aliorumve Sanctorum reliquias sub altari fixo condedi servetur, iuxta normas in libris liturgicis traditas.

          Una norma del Concilio de Trento establece que: se deben venerar los sagrados cuerpos de los santos mártires y de otros que viven en Cristo, porque estos cuerpos fueron miembros vivos de Cristo y templos del Espíritu Santo, a los cuales resucitará para la vida eterna y los glorificará, por los cuales concede Dios a las personas numerosos beneficios*.

           Parece claro pues que las reliquias de aquellos que acabaron siendo declarados santas o santos, pueden transmitir algún beneficio, favor o ayuda, en momentos precisos de la vida, y mediante una oración consciente hacia ellos. Se trataría de una vinculación entre la persona que tuvo y transmitió energías positivas en su vida, con las actuales, por muchos siglos que hayan pasado desde el momento de su muerte. Obviamente las reliquias más veneradas con aquellas que pertenecieron a los grandes santos, y son las más afamadas y disputadas por las catedrales y grande iglesias. El Monasterio de El Escorial, es el mayor relicario del mundo. Según el propio catálogo de reliquias del Monasterio, poseen más de 7000, siendo de ellas 12 cuerpos completos, 144 cabezas, más de 360 huesos grandes y más de 4000 de pequeño tamaño. De todas ellas, 700  son consideradas como insignes o notables.

             La iglesia de San Ildefonso en Toledo, es una iglesia propiedad de los jesuitas, edificada en el siglo XVII, que posee una espectacular capilla de “las reliquias”.  En ella pueden verse grandes huesos y cráneos de santos y grandes personajes de la iglesia española. Allí puede verse la sepultura del sacerdote y jesuita Jerónimo Martínez de Ripalda (1535-1618†), autor del más célebre catecismo de la época franquista.