Etiquetas

,

                             Una congregación religiosa de mujeres en Almería

          Quienes acusan al cristianismo  de idolatría, por el culto a las imágenes, algo que hizo hasta el mismo Lutero, no saben o conocen que hay congregaciones como ésta, que solo rinden culto a la sagrada forma. Son las Religiosas Esclavas del Santísimo Sacramento, que tienen 11 casas de la Congregación es España, 4 en Sudamérica y una en Italia. Como tal, la congregación de Esclavas del Santísimo fue creada como Instituto el 24 de diciembre de 1943. Su impulsora fue la reverenda madre María del Rosario Lucas Burgos, nacida en Almería el 27 de febrero de 1909. En el camino hasta ser declarada como Congregación, contó con el apoyo del reverendo José Antonio de Aldama y Pruaño, sacerdote jesuita. La casa fundacional se creó en Málaga y luego trasladada a Granada, en donde tienen la sede canónica.

           Cristo, en Getsemaní, atravesó su hora más amarga, en la que se quedó solo (los apóstoles estaban dormidos9, frente a la inminencia de su detención por los soldados de Roma.  El hecho está recogido en Mateo 26, 40 y se dirige de modo directo a Pedro: ¿De modo que no habéis podido velar una sola hora conmigo?, añadiendo a continuación el siguiente consejo: “Velad y orad, para que no accedáis a la tentación”.  

           Esta es la casa que la congregación tienen en Almería. Sus puertas están abiertas desde la mañana a la caída de la tarde. Las religiosas están siempre detrás de unas rejas, que solo se abren durante la misa diaria que allí se celebra, en el momento de la comunión. A esta misa suele acudir un significativo número de feligreses, y se entre cuando se entre, siempre hay allí personas sentadas en los bancos, bien rezando, descansando en silencio, o aislándose del mundo por unos instantes.

         las religiosas velan ante el Santísimo durante dos horas al día de modo obligatorio, una durante el día y otra durante la noche. Tienen unos turnos rigurosos que nunca se saltan. Lo que sucede al otro lado de las rejas no es conocido por nadie, salvo por las propias religiosas, refugiadas en “el puerto seguro del claustro”. En ocasiones ofrecen pequeños consejos y dan escapularios y estampas a las personas que se acercan a los lampararios electrónicos y dejan allí sus donaciones y limosnas.

        El 15 de septiembre de 1948 fueron declaradas como Congregación de Derecho Diocesano. Es un lugar mágico al que merece la pena volver una y otra vez, para compartir por un instante un modo de vida, que resulta completamente alejado de los tiempos que vivimos. ¿Es posible llevar una vida santa, de oración y alejada de cualquier tentación, como aconsejó Cristo?. Las religiosas esclavas del Santísimo piden en sus vocaciones por tener al menos una nueva vocación a lo largo del año 2018. La necesitan para poder continuar con su labor diaria de culto permanente. Lo más llamativo de ellas son los velos blancos con los que se cubren totalmente.