La iglesia del Cristo de la Salud en Málaga llama la atención por su cúpula octogonal que hace que uno se fije inmediatamente en él, pese a la estrechez de las calles del centro histórico de Málaga. La planta de la iglesia coincide practicamente con la forma de su cúpula, pues se trata de un solar muy pequeño,  cedido a la Compañía de Jesús en el siglo XVI. Está situado junto a la plaza de La Constitución. La sorprendente forma de la cúpula ejerce de faro que capta la atención del visitante. Una vez dentro de este edificio jesuita de estilo barroco, construido entre los siglos XVI y XVII, sorprende la riqueza de la decoración y la profusión de imágenes, algunas de ellas de las más representativas de la Semana Santa de Málaga. La calle en donde se encuentra esta iglesia se llama Compañía, influenciada por la presencia de los jesuitas.

           Sin embargo hay otro detalle que puede pasar desapercibido. Se trata de un lápida que recuerda que allí estuvo enterrado, durarte 117 años, el insigne Pedro de Mena y Medrano, hasta que su capilla, la del Cister, estuvo completamente reconstruida. Según cuenta el texto de la lápida, Mena dejó especificado en su testamento que quería reposar en la iglesia del Cister, que es en donde está actualmente, y en donde estuvo enterrado desde su fallecimiento en 1688, salvo en ese lapso de tiempo (1877-1996).

        El Barroco estuvo caracterizado por el “horror vacui”, un sentimiento de intranquilidad y desazón que producía el inmenso espacio vacío de las iglesias románicas. Es el miedo del ser humano a estar solo frente a su conciencia y sentimientos. El Barroco prendió llenar cualquier espacio vacio con imágenes, sensaciones, y decoración profusa. No quedaba espacio para el pensamiento libre. “Si no se deja espacio al libre albedrío, no hay hueco para el error“, decía San
Agustín. A mí, el recargamiento excesivo en la ornamentación llega a aturdirme y a asfixiarme, aunque tampoco me siento cómo con la ausencia de cualquier tipo de imagen o representación iconográfica, como promueven algunos grupos integristas cristianos.

   Nota: http://www.iaph.es/web/canales/conservacion-y-restauracion/proyectos-destacados/santo-cristo.html